Las aeronaves también tienen matrícula


Los barcos tienen nombre, los coches una matrícula, los trenes números de serie y los aviones también tienen un registro único que ha de ser visible. Probablemente al embarcar en un vuelo además de la palabra “Spanair” en el fuselaje del avión, hayas visto tres letras juntas bastante más pequeñas pintadas en diferentes lugares; sobre la cabina de los pilotos, en las compuertas del tren de aterrizaje, en la parte posterior del avión, junto a una bandera, debajo del ala izquierda o incluso en la zona más alta del timón de cola. Las tres letras van precedidas por otras dos, que, en el caso de Spanair son siempre “EC-“. Estos dos grupos forman la matrícula del avión que lo hace único.
Cada país miembro de la OACI, la Agencia de Naciones Unidas para la Aviación Civil, tiene adjudicado un prefijo nacional, que en el caso español es “EC-” o “Eco Charlie” en el alfabeto aeronáutico. El de Francia es “F-” el italiano “I-” y el de Estados Unidos “N-“, y así hasta completar un largo listado, donde incluso caben Andorra (prefijo “C3-“) o Mónaco (“3A-“). En algunos estados las matrículas se otrogan por orden de inscripción y en otros a criterio de los operadores.
De 1920 a 1940 las aeronaves civiles españolas portaban el prefijo “M-C” seguido de tres o cuatro letras, por lo que a uno de los primeros aviones que cubría el vuelo Barcelona-Madrid en 1927 le toco la desafortunada matrícula “M-CACA”. Tras la Guerra Civil se adoptó la matriculación internacional y, a día de hoy, las letras son correlativas, siendo la matrícula más antigua la triple “A” (“EC-AAA”) y la más reciente, adjudicada en julio de 2010, la “EC-LHU”. Todas las aeronaves están inscritas en un registro central y su nacionalidad determina a qué jurisdicción están sometidas. Esas letras sirven, además, para hacer reconocible a la aeronave en tierra, cuando hay otras similares en las proximidades, o para comunicarse en vuelo, auqnue, en este caso eso es mayoritariamente aplicable a aparatos privados, ya que, salvo contadas excepciones, los vuelos de las aerolíneas comerciales, como Spanair, siempre se comunican por radio con el nombre o el código de la aerolínea seguido de una composición numérica.

Por Javier Ortega Figueiral
Subdirector de Relaciones Institucionales de Spanair

Acerca de Spanair-La de todos
Ya conectamos Barcelona directamente con 64 ciudades y con más de 1.000 gracias a nuestra red. Y cada día más destinos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: