¿Por qué cambian de precio los billetes?


Seguramente en alguna ocasión te hayas encontrado con que el precio de un billete que buscaste ayer es diferente al que encuentras hoy. Este cambio en el precio es el resultado de múltiples variables que se recogen en el Revenue Management. El Revenue Management o Gestión de Ingresos, es una práctica que nació en la industria aerea en la década de los ochenta, su objetivo no es otro que optimizar el clásico equilibrio entre oferta y demanda, y lo hace a través del precio de los billetes.

Mientras que la oferta es conocida y limitada, siendo ésta el número de asientos del avión que realiza el trayecto, la demanda del mercado es más compleja de conocer ya que engloba a todas aquellas personas que necesitan volar, aquellas que aún no saben que necesitarán volar y las que potencialmente estarían dispuestas a volar si el precio encaja en sus necesidades. Esta demanda futura no deja de ser un cúmulo de estadísticas y probabilidades difíciles de predecir, y para ello, existen complejos programas informáticos que intentan calcular la demanda potencial para cada vuelo en partícular. Estos sistemas principalmente se alimentan de datos históricos y evoluciones de semanas precedentes. No obstante, lejos de la sencillez y el automatismo, se le añaden otros efectos externos que modificarán la demanda tales como eventos deportivos, huelgas en transportes sustitutivos, promociones, ferias, e incluso cambios en la oferta si se modifica el número o tipo de aviones que operarán la ruta.
A menudo el Revenue Management es interpretado como una práctica para subir los precios del mercado. Sin embargo, esta idea difiere de la realidad ya que es el mercado en sí el que fija su propio precio. De hecho, la existencia de billetes muy económicos es gracias a esta dinamicidad de tarifas que existe, pues de haber uno solo, éste tendría que ser forzosamente superior a los precios reducidos que se encuentran en el mercado, es decir, habría demanda que no podría ser satisfecha al encarecerse los billetes.

En realidad, cada pasajero tiene unas necesidades partículares y su propensión a pagar un billete es independiente del resto de pasajeros, de ahí, que nos podamos encontrar con que la persona que comparte vuelo con nosotros haya pagado una cantidad diferente. Lo que intenta el Revenue Management es satisfacer las necesidades individuales siempre y cuando la disponibilidad de asientos lo permita.

El Revenue Management no sólo está presente en la aviación comercial, sino también en la gestión hotelera, alquileres de coches, y no sería extraño que cada vez lo encontrásemos más presente en nuestras vidas, y tal vez así, la próxima vez que el sábado vayas a la peluquería no te encuentres una larga cola, aunque eso sí, tendrás que pagar algo más que si te esperas al lunes, donde encontrarás un precio más barato que el que pagas actualmente.

Equipo de Revenue Management

Acerca de Spanair-La de todos
Ya conectamos Barcelona directamente con 64 ciudades y con más de 1.000 gracias a nuestra red. Y cada día más destinos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: