…la pintura de un avión no es solo una cuestión estética?


Blanco, azul oscuro pantone 295C y naranja pantone 165C, estos son, desde 2009 los colores corporativos de Spanair y los que progresivamente van luciendo los aviones de nuestra flota.
La letra ha variado a helvética y el logo que luce la cola, similar a una bandera voladora, se ha convertido ahora en un mundo naranja atravesado por una estela. Todo eso son cuestiones estéticas, muy cuidadas creadas por un estudio de diseño y corroboradas para su aplicación por una encuesta popular. La pintura de un avión, no obstante va más allá de la estética.
Hasta la llegada de los aviones a reacción, que por sus características revolucionaron la filosofía del transporte aéreo, el pintado de aviones, cuyo fuselaje era de metal, madera o tela, no se diferenciaba sustancialmente del aplicado en otras superficies. Las mayores velocidades, altitudes del vuelo y los nuevos materiales con que se construyeron los aviones, como aluminio, mucho más ligero, o posteriormente materiales compuestos, hicieron necesario que se cambiase el tipo de pintura y el modo de aplicarla sobre estos fuselajes de nueva generación.
Pintar, o en este caso, repintar un avión es más complicado de lo que parece a simple vista: el proceso comienza con un decapado total para a continuación proceder a la limpieza superficial con detergentes y otros materiales. Una vez “limpio” se pasa al tratamiento de conversión química preparando el aluminio con ácidos para facilitar la adhesión de la pintura sobre la superficie del avión. Además, de cara a evitar la corrosión de superficies metálicas, se aplica cromo, cuya función es dar las capas de imprimiación necesarias sobre la chapa del avión. El pintado de un Airbus A320, el avión más numeroso de la flota de Spanair ocupa entre cuatro y cinco días de trabajo. La necesidad de controlar la cantidad de pintura empleada, para no exceder el peso del aparato, requiere la utilización de pistolas eléctricas de alta precisión, que pueden pintar hasta cinco capas que aun juntas no superan el grosor de un pelo.
Por Javier Ortega Figueiral: Subdirector de Relaciones Institucionales de Spanair

Acerca de Spanair-La de todos
Ya conectamos Barcelona directamente con 64 ciudades y con más de 1.000 gracias a nuestra red. Y cada día más destinos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: