En ciertas condiciones meteorológicas los aviones tienen que descongelarse


Es noche cerrada o día gris, pero un frío intenso invade las pistas y varios operarios, desde sus grúas con brazos articulados, riegan un avión que está a punto de despegar.
¿No parece extraño que en esas condiciones de baja temperatura, haya alguien realizando ese trabajo?
La realidad es bien distinta a lo que puede parecer a simple vista. Lo que podría antojársenos como una actividad excéntrica es algo vital para que el avión pueda despegar sin problemas desde un aeropuerto donde las temperaturas son muy bajas y podrían provocar la congelación de zonas sensibles. La presencia de hielo en las alas o en las superficies de control de las aeronaves puede reducir su capacidad aerodinámica o impedir la perfecta maniobrabilidad del avión. Del mismo modo el hielo acumulado en aparatos de medición externa del fuselaje como los tubos pitot o las tomas estáticas, puede también hacer que las lecturas de los instrumentos en la cabina de mando sean incorrectas. Como el principal activo en la aviación es la seguridad, para evitar cualquier eventualidad, se aplica a dichas superficies una solución líquida cuyo componente principal es el glicol, ya sea de etileno o de monopropileno, que descongela dichas áreas e impide, durante un tiempo de seguridad, hasta que el avión esté ya en vuelo, que esas zonas vuelvan a acumular hielo.
En aeropuertos donde la meteorología invernal es dura, los procesos de descongelación son muy dinámicos y parece como si el avión pasara por una especie de tunel del lavado.
En aquellos aeródromos donde las temperaturas bajas y la nieve son menos frecuentes, el proceso puede resultar algo más largo. De acuerdo con los tiempos que corren y con una sensibilidad medioambiental cada vez mayor, utlimamente los componentes de estos compuestos químicos son cada vez menos contaminantes. Además, está en desarrollo un nuevo sistema de descongelación por rayos infrarrojos, que evitaría cualquier uso de mangueras y líquidos. Hasta en cosas tan peculiares, los tiempos están cambiando.
Por Javier Ortega Figueiral
Subidrector de Relaciones Externas de Spanair

Acerca de Spanair-La de todos
Ya conectamos Barcelona directamente con 64 ciudades y con más de 1.000 gracias a nuestra red. Y cada día más destinos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: